Son sabrosas a cualquier hora del día las puedes consumir en forma de jugo, extracto, ensalada, compota o sencillamente al natural. Cualquiera sea ¡a forma de ingerirlas, las frutas constituyen la más rica fuente de vitaminas, minerales y carbohidratos que podamos tener a nuestro alcance.
La sandía es una de las frutas más refrescantes. Su alto contenido en agua permite hidratar y desintoxicar nuestra piel aprovéchala este verano!