Alimentos recomendables.
Tanto para prevenir como para reducir los niveles de colesterol en la sangre, es esencial llevar una dieta variada y equilibrada. Además de controlar las calorías, debes limitar el consumo de ciertos alimentos e incorporar otros a nuestra dieta diaria:
• Aumentar el consumo de pescado azul y frutos secos (ricos en ácidos grasos omega-3). Una ración de pescado azul tres veces por semana disminuye los niveles de colesterol malo.
• El aceite de oliva es otro de los alimentos que aumentan el colesterol bueno.
• El tomate, el pan integral y el té verde, son ricos en antioxidantes, por lo que son también muy recomendables.
• En cambio, debemos reducir el consumo de lácteos enteros, quesos curados, repostería y bollería, pescados ahumados, marisco, mantequilla y algunas carnes como el cordero, muy ricas en grasas saturadas.