¿Qué sabes de los Omega-3?
Las grasas suelen tener mala prensa cuando se habla de salud y dieta. Sin embargo, determinadas grasas, en especial los omega-3, son un valor seguro para prevenir numerosas dolencias.
Las grasas están compuestas por ácidos, que pueden ser saturados o insaturados. Los ácidos grasos saturados son, generalmente, de origen animal, aunque también proceden de ciertos aceites como el de coco, que se utilizan en la industria alimentaria y se encuentran en productos como las galletas, por ejemplo. Estos ácidos son los que se consideran nocivos para la salud si se consumen en grandes cantidades, porque se relacionan con el aumento del colesterol en la sangre y con la aparición de enfermedades del corazón.
En cambio, los ácidos grasos insaturados son las llamadas “grasas buenas”. Estos ácidos, a su vez, se dividen en monoinsatu-rados y poliinsaturados. El ácido oleico, el que se obtiene del aceite de oliva, es el ácido monoinsaturado más importante de su grupo. Y en cuanto a los poliinsaturados, los que mayores beneficios para la salud reportan, en esta categoría encontramos los ácidos grasos omega-3 y omega-6.