EL ALIMENTO DEL FUTURO.
Spirulina.
Consumida por grandes deportistas e incluso por los astronautas. La spirulina se proyecta a ser uno de los grandes alimentos del futuro.
La spirulina es una mi-croalga verde azula- da que ha sido reconocida por ser una gran fuente natural de proteínas, carotenoides y otros micro-nutrientes. Contiene minerales como el hierro, zinc, potasio, magnesio, fósforo y cantidades de calcio como la leche. Es rica también en fenilalanina, un aminoácido esencial que reduce la ansiedad, lo que contribuye a no comer demasiado y por ende, a bajar de peso, además de ser rica en vitaminas A y complejo B. No obstante, la spirulina se caracteriza principalmente por ser la fuente más abundante de clorofila en la naturaleza, ese pigmento verde que le da su color característico. La estructura molecular de la clorofila en la spirulina es similar a la de los glóbulos rojos de la sangre en los seres humanos, y contiene nutrientes que son fácilmente asimilados por el organismo. La spirulina no sólo constituye un alimento nutritivo sino también un suplemento vitamínico extremadamente valioso, en especial para los deportistas y vegetarianos.
Pues se trata de un concentrado natural de muchos elementos nutritivos vitales como las proteínas y la vitamina B12, que no se encuentra en tanta cantidad en otro miembro conocido del reino vegetal.