Castañas.
Emblema del otoño,las castañas llegan con el inicio de la nueva estación. Son un alimento de gran calidad y antaño eran consideradas el «pan de los pobres aunque hoy han quedado relegadas a un segundo plano. Actualmente parece que hemos olvidado que las castañas son un alimento tan básico como el pan o las patatas y se consumen sólo en determinadas fechas como un capricho puntual. Son ricas en hidratos de carbono, proteínas, fibra y antioxidantes. Además aportan numerosos minerales, especialmente potasio, magnesio, hierro y fósforo. Y son fuente de vitaminas. Tómalas cocidas o asadas, ya que de esta forma son más fáciles de digerir.