Acelgas:
Laxantes y depurativas. Muy indicadas en los regímenes de adelgazamiento.
Ajo:
Diurético y muy depurativo. Además, limpia las arterias. Debe consumirse con moderación porque puede irritar el estómago.
Alcachofas:
Su contenido en cinarina evita la retención de líquidos. Son también ligeramente laxantes.
Apio:
Tiene propiedades digestivas, laxantes y estimula el funcionamiento del riñon, lo que favorece la eliminación de sustancias tóxicas acumuladas en el organismo.
Berenjena:
Diurética y, por tanto, depurativa y desintoxicante del organismo.
Cebolla:
Cruda es diurética y desinfectante, y cocida regula las funciones intestinales.
Espárrago:
Aporta muy pocas calorías y es de sobras conocido su poder diurético. También es rico en fibra, lo que favorece el tránsito intestinal y facilita la digestión.