Por qué es necesario depurar el organismo.
Las dietas depurativas son uno de los tratamientos médicos más antiguos. La explicación es muy sencilla: diariamente el organismo absorbe y produce toxinas.
Las absorbe del exterior -contaminación ambiental, de los alimentos, etc.- y también las produce -radicales libres, bacterias intestinales, parásitos, etc.-. Para eliminarlas, el cuerpo humano cuenta con sus propios mecanismos, pero éstos en ocasiones no son suficientes.
Un exceso de toxinas en el organismo puede provocar cansancio sin motivo aparente, resfriados que nunca acaban de curarse, estrés o alergias en la piel. Seguir una dieta depurativa de vez en cuando ayuda a que el cuerpo se renueve, recupere energía y es también una forma de dar un respiro al hígado y los ríñones, principales órganos depurativos.