Seta de cardo.
(En catalán gírgolayen euskera, orejua o karduziza.)
Se encuentra desde finales de otoño a principios de invierno. Es una seta bastante carnosa, que se utiliza sobre todo en guisos y en revuelto.