Shiitake:
Seta procedente de Japón, donde se considera un elixir de la vida y se cultiva desde hace 2.000 años. Su delicioso sabor le ha hecho ganar numerosos adeptos y hoy se cultiva también en Europa. Tiene propiedades medicinales debidas a una sustancia, el lentinano, que regenera y refuerza las defensas del organismo.