Variedades de setas:
Son tantas las variedades de setas, de diferentes tamaños, colores y formas, que resulta imposible incluirlas todas. A continuación, incluimos algunas de las más conocidas:
Níscalo.
(En catalán rouelló, en vasco esnegorri, y en gallego carneiro o pinga roxa.) Se encuentra desde finales de verano hasta mitad del otoño, dependiendo de la abundancia de las lluvias en esos meses. En Cataluña y Castilla y León es una de las setas más conocidas y consumidas. Es fácil de reconocer y a abunda en los pinares húmedos, por lo que es una de las más buscadas y comercializadas. Resulta deliciosa salteada simplemente con un poco de ajo y perejil.

Champiñón silvestre:
(En Cataluña, campero!, en el País Vasco, urdintxa o barren gorri, y en Galicia fungo dos lameiros o fungo das febras.) Su época natural va desde agosto a finales de otoño, aunque la mayoría de los que se encuentran en el mercado proceden de cultivo. Admite todo tipo de preparaciones: crudos, a la plancha, salteados, en guisos y en tortilla o revuelto.

Colmenilla:
(Múrgola en catalán, karraspiña en vasco y colmeneira en gallego.) Seta de primavera que se asemeja a un nido de abejas, de ahí su nombre. Por su forma es ideal para rellenar.