La elaboracion del chocolate.
El cacao es un árbol de tamaño mediano, de 5 a 8 metros, aunque puede alcanzar hasta los 20 metros cuando crece libremente a la sombra.
El chocolate se elabora con el fruto del árbol del cacao. Las semillas de cacao pasan por un largo proceso hasta convertirse en chocolate. Primero, se fermentan y se secan al sol. Luego, los fabricantes de chocolate limpian esas semillas y las tuestan para realzar su sabor. Luego, se pelan. Después, durante el proceso de molido, el calor derrite la grasa de las semillas, lo que da como resultado una especie de licor de sabor amargo. La grasa de cacao es separada del licor en una prensa y el sólido obtenido se muele para obtener polvo de cacao. El chocolate se obtiene al añadir azúcar, grasa (normalmente manteca de cacao) y leche (si se trata de chocolate con leche).