Origen y consumo.
El chocolate es originario de México. En 1700 comenzó a exportarse a varias colonias de Asia y luego llegó a África. Varios siglos más tarde, Europa se ha convertido en el mayor consumidor de chocolate: el viejo continente consume más de la mitad de la producción mundial de chocolate. Los británicos son auténticos devoradores de este producto.
Muy energético:
Cualquier deportista o persona que vaya a realizar una actividad que suponga un gasto considerable de energía debería llevar una tableta de chocolate consigo, ya que se trata de un alimento muy energético. En cambio, precisamente por su elevado aporte energético, su consumo está contraindicado en personas con sobrepeso u obesidad.