En general se las relaciona más con el curanderismo y la hechicería que con la medicina. Sin embargo,
las últimas investigaciones científicas revalorizan la utilidad de las hierbas y otros vegetales como una insustituible fuente de compuestos fitomedicinales que recién está empezando a ser conocida en detalle. El siguiente informe provocará más de una sorpresa entre quienes sólo veían en estas plantas una simple ayuda para sobrellevar una digestión pesada.
La gran novedad en el uso de hierbas medicinales son las pildoras hechas por criomolienda, donde los principios activos de las hierbas se mantienen intactos ya que son extraídos a temperaturas que rozan los 200 grados bajo cero.