Manzanilla, matricaria o camomilia (Matricaria chamomilla).
Aunque el uso tradicional de esta planta anual está relacionado con su acción estimuladora del hígado, en Alemania sus principios fitomedicinales -heterósidos flavónicos, farneseno y éter dicíclico- se utilizan internamente por su efecto relajante de la mucosa intestinal, por lo que previene espasmos gastrointestinales y enfermedades inflamatorias de la mucosa gástrica. Asimismo, dos de sus principios activos -el camuzuleno y el bisabolol- presentes en su extracto, lo hacen eficaz para desinflamar las mucosas irritadas, especialmente de la garganta y las regiones genitales.