SENTIRSE DE BUEN HUMOR.
Sabemos que cerca del 30% de ciertas membranas de las células nerviosas en el cerebro, están hechas de DHA, un tipo de Omega-3. La teoría del Dr. Hibbeln asegura que la falta de DHA puede contribuir a los desórdenes emocionales y cerebrales al interferir con las transmisiones nerviosas. Los estudios y observaciones sugieren, -pero aún no prueban-que adecuadas dosis de omega 3 pueden estabilizar nuestras emociones.
• Más de 20 pacientes diagnosticadas con depresión clínica, aquellas que estaban más deprimidas se mostraron más propensas a tener menores niveles de omega 3 en sus membranas celulares.
• Sabemos que el embarazo reduce los niveles de omega-3 en la madre (porque los omega-3 son necesarios para el desarrollo ocular y del sistema nervioso del feto) y según el Dr. Hibbeln, esto contribuye a la depresión postparto.
• 22 estudiantes japonesas que tomaban suplementos de aceite de pescado, se mostraron menos propensas a expresar hostilidad. (Journal of Clinical Investigation , febrero 1996).
PESCADOS: LAS MEJORES FUENTES DE OMEGA 3
•Anchoas •Arenque •Atún •Caballa •Pez espada •Salmón •Sardinas •Trucha