ACEITES Y ESENCIAS:
Los aceites (en este caso de Aloe vera, árnica y ajo), constituyen un activo concentrado de los principios fitomedicinales de las plantas de las que provienen. El aloe es conocido por su poder cicatrizante y desinflamante, el árnica para calmar el dolor producido por golpes, en tanto que el ajo posee poderosa acción bactericida.