Clavo de olor. Un dolor intermitente de muelas puede aliviarse al colocar un trozo de clavo de olor sobre la zona afectada, ya que se trata de un poderoso antiséptico y anestésico. La única precaución es que no debe tragarse.