MELÓN: La fruta líquida.
Eficaz y saludable cuando de calmar la sed se trata, el melón es una de las frutas más sabrosas y refrescantes. Su pulpa rica en minerales, vitaminas y, sobre todo, agua, proporciona numerosos beneficios a nuestro organismo.