Tés.
Tienen un alto poder reconfortante y brindan una sensación instantánea de bienestar. Todo esto, sin olvidar el alto poder curativo de algunas variedades especiales:
Boldo. Después de una comida demasiado pesada, puede ser el mejor activador hepático. Ayuda a lograr una buena digestión y a evitar el malestar estomacal.