Ayuda en la cocina.
En caso de apuro, la mejor opción puede ser abrir la heladera o la alacena de la cocina. Para los dolores de garganta o la pesadez de las piernas, el remedio está asegurado.
Tomillo. En inhalaciones, ayuda a “abrir” la respiración, a descongestionar las fosas nasales y a aliviar el catarro. Una receta muy efectiva para aliviar los músculos cansados y doloridos es darse un baño de inmersión con 5 gotas del aceite esencial.