DIGESTIÓN LENTA:
Hervir una taza de agua, verter dos pizcas de anís. Cubrir, retirar del fuego, dejar en infusión tres minutos. Beber después de las comidas principales.