CELULITIS.
Preparar una tisana con dos pizcas de salvia, o bien de menta y beber una taza por la noche, durante cuatro o cinco meses, alternando: con una noche la tisana de salvia y otra la de menta.
La celulilis es una intoxicación del organismo, el cual, por razones físicas o químicas, no puede eliminar las toxinas y las absorbe. Este tratamiento a base de infusiones es preventivo.