CONTRA LA CALVICIE.
Hervir, durante un cuarto de hora, un puñado de hojas frescas de albahaca. Exprimir bien las hojas y filtrar el líquido. Aplicarlo sobre el cabello con enérgicas fricciones.
Para evitar la calvicie dándole vitalidad al cabello, usar una vez a la semana, en las épocas de otoño y primavera, el siguiente preparado: Hervir durante quince minutos, una corteza de olmo de unos diez cms. de espesor. Añadir un trozo de ruda y hervir cinco minutos más. Colar y dejar enfriar el líquido. Friccionar con él el cabello.