PARA LAS MANOS: Partir una manzana en 4 trozos, quitarle las semillas, en cada trozo poner un clavo de olor, dejar reposar en agua de rosas, durante 24 horas, en dicha agua hervir la manzana diez minutos, retirar los clavos, aplastar la pulpa, añadir un poco de harina de trigo, y aplicar en las manos, esperar media hora para aclarar.
Para suavizar las manos hervir un puñado de salvado en una pequeña cantidad de agua. Esperar a que la mezcla quede espesa para colarla. Estando todavía caliente agregar una manzana cortada en pedazos, cuando el agua se haya enfriado, lavarse las manos con ella.