Arándano: Posee un alto contenido en taninos, que le dan un sabor ácido característico y un importante poder astringente. También contiene ácidos cítricos, pectina y una discreta cantidad de vitamina C. Resulta beneficioso para la vista (en especial para las cataratas) gracias a su contenido en vitamina A, protege la retina y fortalece los ojos contra el glaucoma. Además, combate la diarrea, refuerza los vasos sanguíneos y previene los problemas de circulación sanguínea.