Cereza: Contiene más de un 85 por ciento de agua, siendo el resto azúcares, ácidos, provitaminas y sales minerales. Es laxante, combate las fermentaciones en el intestino y los problemas renales. Es adecuada también para los problemas de retenciones, ya que posee un efecto depurativo. Por otro lado, tiene una acción sedante sobre el sistema nervioso y ayuda a desintoxicar y depurar el organismo.