Los superalimentos, uno por uno.
Albaricoque: Contiene elevadas dosis de potasio y de carotenos, sustancias que el cuerpo utiliza para la formación de la vitamina A (no obstante, tiene un bajo contenido en vitamina C). Se aconseja su consumo entre los meses de junio y agosto, ya que se encuentra en su mejor momento. Sus principales beneficios se refieren a su papel en combatir la anemia y en el equilibrio del sistema nervioso central.