Brécol: Todos los alimentos de la familia de esta hortaliza, como el repollo, las coles de Bruselas o la coliflor, son muy ricos en vitamina C y vitamina K, y tienen un alto contenido en sulfuro, que les da ese olor característico tan fuerte cuando se hierven. Refuerzan las defensas naturales del organismo y tienen importantes propiedades an-titumorales. Por su elevado contenido en agua, poseen efectos diuréticos y depurativos. Incluso el zumo natural de col puede utilizarse como antidiarreico.