Fresa: Posee grandes cantidades de vitamina C, incluso mayores que la naranja, el alimento rico en vitamina C por antonomasia. También tiene un alto contenido en azúcares, sales minerales y bioflavonoi-des. Como consecuencia, posee propiedades antirreumáticas, aumenta las defensas naturales del organismo, es depurativa y estimula los movimientos del intestino gracias a las “semillitas” de su parte exterior, lo que le proporciona un importante efecto laxante. Gracias a su contenido en bioflavonoides ejerce una importante acción antioxidante sobre el organismo y refuerza los vasos sanguíneos.