Las bacterias del yogur son beneficiosas.
Bacterias como la Lactobacillus casei son muy beneficiosas. Se encuentran en derivados fermentados de la leche, como el yogur, y son grandes aliados en la prevención y tratamiento de desórdenes digestivos (diarreas), ayudan a regenerar la flora intestinal y actúan contra la aparición y síntomas de algunas alergias. En el VIII Congreso de la Sociedad Española de Nutrición se ha confirmado que la incidencia de tumores de mama y colon es menor y que mejora la respuesta del organismo frente a las enfermedades.