Tomate: Esta hortaliza es muy rica en caroteno (sustancia que el organismo utiliza para la formación de vitamina A), vitaminas C, D y E, y sales minerales, aportando una escasa cantidad de calorías. El tomate es adecuado para la hidratación de la piel, desintoxica y es diurético. Si se consume con la piel sirve para combatir el estreñimiento. Alivia el reumatismo y las inflamaciones del aparato digestivo. Contiene una sustancia llamada licopeno que actúa como preventivo ante los tumores.