Depresión.
La pérdida de apetito o comer impulsivamente son síntomas característicos de la depresión. Por esta razón, y porque algunos alimentos ayudan a equilibrar la química cerebral, es vital planificar una dieta rica en vitaminas del complejo B, hierro, potasio, zinc, cobre, magnesio y vitamina C.
► Se recomienda: Cereales integrales, guisantes, lentejas y otras legumbres; frutas y verduras frescas; carne-magra, aves y pescado.
► Procura evitar o reducir: Carnes procesadas o enlatadas, rugado de pollo o de temerá, queso procesado o muy curado. Y el alcohol y la cafeína.