Osteoporosis.
La pérdida de masa ósea debe compensarse con alimentos ricos en calcio, vitamina D, flúor y fitoestrógenos. De la Paz recomienda «seguir una dieta pobre en sodio, en colesterol y ácidos grasos saturados».
► Alimentos recomendados: Frutas (plátano, uvas pasas, pera, melocotón, higo, ciruela), cereales (arroz, avena, cebada, centeno, maíz, trigo, maíz, salvado, pasta), leche (no condensada ni descremada), huevos (sólo la yema), aceite de oliva, pescados (arenque, bacalao fresco, caballa, lenguado, merluza, mero, pulpo, trucha), legumbres (soja), carnes (ternera, cordero lechal, conejo, pavo, pollo) y verduras (todas).
► Alimentos prohibidos: Todos los de alto y moderado contenido en sodio, carnes grasas y en conserva, pescados y mariscos (en conserva, ahumados, azules, crustáceos, ostras, caviar, bacalao en salazón, be-su8°), verduras en conserva, frutas (aceituna, dátil, uva y frutos secos), cereales (pan con sal, galletas, bizcochos, palomitas de maíz), dulces, Mantequilla, margarina y ciertas bebidas (refrescos, vinos, licores).
Menú osteoporosis:
► Desayuno: Zumo de naranja, 1-2 piezas de fruta (plátano, pera) y leche con galletas bajas en sodio.
► Comida: Jugo de tomate natural o de verduras frescas, arroz con salsa casera o un plátano, 150 g de carne o pescado, ensalada con cebolla y zanahoria y una ciruela pasa grande con miel o dos frutas.
► Cena: Arroz con zanahorias y patatas hervidas, leche con cinco galletas y mermelada casera, y fruta.