Deterioro cerebral: Tampoco el cerebro se “escapa” a los beneficios que esta legumbre introduce en el organismo. Las dos vitaminas B que posee la soja contienen inositol y colina, sustancias que forman parte de los fosfolípidos del cerebro y del sistema nervioso, y que ayudan a la producción de hormonas tan importantes como la adrenalina. Contiene también ácido glutámico que es, asimismo, un aminoácido fundamental para el buen funcionamiento cerebral.