Protege tus ovarios con tomate y zanahoria.
Tomar cinco zanahorias o dos vasos de zumo de tomate a la semana es una excelente costumbre para reducir el cáncer de ovario. Estos dos productos, ricos en carotenos y en licopeno, respectivamente, tienen un importante efecto protector, según revela una investigación del Hospital Brigham and Women’s, de Boston (EE.UU.). Los resultados del análisis mostraron que la ingestión de carotenos reducía el riesgo de cáncer de ovario de manera significativa en mujeres posmenopáusicas.