Mas beneficio del ajo. Razones para tomar ajo.
1. Acaba con los parásitos intestinales: Es un excelente antiparasitario. Los preparados de ajo se usan para prevenir las lombrices en el intestino de los niños pequeños.
2. Es antibiótico: El poder antibiótico del ajo está relacionado con la acción de la enzima aliinasa sobre la alicina, que incrementa la capacidad defensiva del sistema inmune. La alicina es capaz de inhibir el desarrollo de los gérmenes patógenos.
3. Evita los resfriados: Tomar cada día dos o tres dientes de ajo previene las enfermedades de enfriamiento como los catarros.
4. Actúa contra la tos: Se recomienda para tratar la tos debido a su acción mucolítica, que fluidifica la expectoración. Esta acción sobre el sistema respiratorio se debe al aceite esencial del ajo, cuyas sustancias volátiles se eliminan por la respiración. También desempeña una función antiinflamatoria sobre los alvéolos pulmonares.
5. Controla el asma: La acción pectoral anterior, junto al fortalecimiento del sistema inmunitario, hace que el ajo sea un elemento primordial para regular el asma.
6. Elimina los depósitos de nicotina: Este bulbo es eficaz para tratar las alteraciones crónicas causadas por la nicotina. Su acción antitóxica ayuda a eliminar los depósitos de nicotina presentes en el cuerpo de los fumadores.
7. Aumenta la actividad del tiroides: Esta acción se debe a su contenido en yodo, en elementos halógenos y en derivados tiociánicos. Pero ¡cuidado!: en dosis muy elevadas reduce la actividad de esta glándula.
8. Ejerce efecto depurativo: Pequeñas cantidades de extracto de ajo protegen a los glóbulos rojos de la destrucción causada por la presencia de metales pesados, y a los glóbulos blancos de la degeneración por la radiación. Como resultado, el ajo es un eficaz desintoxicante.
9. Ablanda las verrugas: Los na-turópatas recomiendan macerar unas rodajas de ajo en vinagre y poner cada día una rodajita sobre la verruga, tapándola con un esparadrapo, hasta que se caiga por corrosión.
10. Disuelve los tapones de oídos: Mezclar a partes iguales aceite de almendras dulces, glicerina y zumo de ajo para quitar el cerumen de los oídos.