El aceite de oliva es el más adecuado para cocinar.
Aceite de oliva: Salud total.
Además de ser el mejor para cocinar, el aceite de oliva es el más sano para la nutrición humana. Es el que más vitamina E aporta y tiene un alto contenido de vitaminas liposolubles A, D y K. Tiene un efecto antioxidante sobre la membrana celular. De los ácidos grasos presentes en los aceites vegetales, hay dos que resultan fundamentales para la vida humana:
• El ácido oleico (monoinsaturado), que supone el 56 al 83% del total de ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen, es beneficioso para regular el colesterol porque aumenta el bueno (HDL) y ayuda a reducir el colesterol malo (LDL). Así, disminuye el riesgo de trombosis arterial y de infarto.
• El ácido linoleico (poliinsaturado), también presente en el aceite de oliva virgen desde un 4 al 21%.
Más beneficios:
• Aparato circulatorio: ayuda a prevenir la ateros-clerosis y sus consecuencias.
• Aparato digestivo: mejora el funcionamiento del estómago y el páncreas, el nivel hepatobiliar y el nivel intestinal.
• Piel: efecto protector y tónico de la epidermis.
• Sistema endocrino: mejora las funciones meta-bólicas.
• Sistema óseo: estimula el crecimiento y favorece la absorción del calcio y la mineralización.