Helados: el placer que alimenta.
Están para chuparse los dedos… y son mucho más que una golosina. Los helados, ese placer bajo cero, poseen un contenido nutricional apreciable y un aporte energético moderado que los hace ideales para tomar en cualquier ocasión. Así lo revela un estudio del Departamento de Nutrición y Bromato-logía de la Universidad de Barcelona. Los helados elaborados con leche aportan vitamina B2, proteínas y calcio. Respecto a su aporte calórico, es de unas 150 a 300 calorías por cada 100 g. Además, son fácilmente digeribles.