Buenos postres para los golosos.
Evitar el exceso de calorías o de azúcar lleva a muchas personas a prescindir del postre en sus comidas. Pero si de lo que se están privando es de tomarse un trozo de pina, un dátil o una cucharada de miel, no saben lo que se pierden. Nosotros se lo vamos a decir: por ejemplo, la piña ayuda a hacer la digestión y previene las enfermedades cardiovasculares; el dátil combate la anemia y evita el estreñimiento, mientras que la miel fortalece los huesos y facilita las funciones del hígado y el riñon. Por eso, es mejor reducir algunas calorías de los platos que preceden al postre y no saltarse la última comida, pese a que contenga estos alimentos. ¡Los golosos ya tienen la excusa perfecta para no quedarse sin postre!