Betacaroteno: todo lo que debes saber.
Descubre dónde se encuentra, si es mejor en suplementos…
El betacaroteno es esencial para el organismo; sin él, no se sintetizaría la vitamina A, de la que depende la salud de las células, la piel, la vista y la inmunidad. Aunque se obtiene a través de la dieta, también es posible tomarlo en suplementos. En cualquier caso, te respondemos a las dudas más frecuentes:
► Es igual que los carotenoides: Falso. Los carotenoides forman una familia de 600 pigmentos, dando color a los vegetales. El betacaroteno es uno de ellos; al igual que la luteí-na y el licopeno.
► Protege la piel de los efectos nocivos del sol: Verdadero. Al ser
antioxidante, protege de la alteración de las membranas de las células cutáneas por los efectos dañinos de los rayos solares. Y es eficaz contra las arrugas.
► Se encuentra sólo en la zanahoria: Falso. Se suelen asociar a ella, pero no es el único vegetal que lo contiene: también los de color anaranjado (albaricoque, mango, calabaza) y otros con clorofila como las espinacas o el perejil.
► Posee propiedades beneficiosas para los ojos: Verdadero. Si su consumo se asocia con el de luteína, es capaz de proteger de las cataratas y de la degeneración macular.
► Es más eficaz en suplementos que en los alimentos: Falso. La asimilación y utilización del betacaroteno son óptimos a través de los alimentos, ya que su ingesta se asocia con la de otros nutrientes como la vitamina E y el selenio.
► Se puede administrar a los niños: Verdadero. Pero sólo si son mayores de 12 años. Hasta entonces, las necesidades de su organismo son menores que en la edad adulta, por lo que no conviene que la dosis exceda de los 3 mg diarios.
Se obtiene de la zanahoria, mango, calabaza, perejil..