¿Has probado los embutidos sin sal?
El Pozo ha lanzado nuevos productos cárnicos sin sal: jamón cocido (loncheado de 150 g y lingote de 400 g) y pavo (formato de corte, lingote de 400 g y loncheado de 150 g). Su elaboración, sin nada de sal, mantiene todas las propiedades, el sabor y la naturalidad de los embutidos, convirtiéndolos en un alimento ideal para quienes deben cuidar la ingesta de sal, por problemas de tensión arterial elevada, por ejemplo. Además, están libres de grasa en un 98 por ciento, por lo que resultan apropiados para dietas bajas en colesterol o de adelgazamiento.
Tanto quienes tienen alto el colesterol como los hipertensos pueden tomarlos.