Isoflavonas PARA MENOPÁUSICAS.
Son sustancias vinculadas con los flavonoides, que reducen los niveles de colesterol y, por lo tanto, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, protegen a las células de los radicales libres. Pero por lo que destacan es por su acción fitoestrogénica, lo que las convierte en una buena forma de tomar estrógenos (las hormonas sexuales femeninas), tan recomendables en algunas mujeres menopáusicas para disminuir los molestos síntomas que conlleva esta etapa. Se encuentram en: las legumbres y, sobre todo, en la soja. Basta con tomar a la semana cuatro o cinco ensala das que lleven brotes de soja y tofu.