Licopeno.
EL TERROR DEL CÁNCER.
Es uno de los antioxidantes más potentes. Se le ha relacionado con la prevención de los tumores de pulmón, de próstata y de tracto digestivo; la ateroscle-rosis, y los ataques cardiacos. Es un componente del tomate (de hecho, le da su color rojo). Los especialistas recomiendan 6-7 mg. de licopeno al día, lo que equivale a siete comidas ricas en tomate o derivados por semana. Y es mejor que el tomate esté cocinado (el calor favorece la liberación del licopeno desde la pared celular del tomate). Se encuentra en: además de en el tomate, en la sandía, pomelo rojo y guayaba.