Frutas y verduras para frenar el infarto.
Un equipo de investigadores de la Universidad estadounidense de Harvard ha elaborado una lista de los alimentos que más eficazmente previenen el infarto. En dicha investigación se ha concluido que los mejores son los vegetales cruciferos (brécol, coles de Bruselas, repollo, coliflor), los cítricos (naranja, limón, pomelo) y las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, lechuga).