¿Tipazo antes de vacaciones?
No, no nos estamos desdiciendo: la forma más sana e inteligente de adelgazar es seguir un régimen equilibrado durante todo el año, o, lo que es lo mismo, comer sano. Pero hay ocasiones puntuales en las que la paciencia tiene un límite y necesitamos a toda costa desprendernos de esos dos kilos perezosos que se han resistido a nuestro régimen habitual. Para esos casos existe una serie de dietas exprés que, realizadas durante un corto periodo de tiempo, y siguiendo las instrucciones escrupulosamente, nos permiten adelgazar sin poner en juego el buen estado de nuestra salud. La doctora Esther de la Paz nos comenta tres de las dietas exprés más populares:

Aún está a tiempo. Si su cuenta atrás para ponerse el bikini ya ha empezado y necesita urgentemente desprenderse de kilos de más, le proponemos tres dietas exprés para lucir tipazo en menos de una semana: la dieta de pollo y melocotón, la de pomelo y la de plátano y yogur. Eso sí: recuerde que debe seguirlas muy pocos días y que su éxito radica en hacerlas correctamente.

Pollo y melocotón:

Es una dieta básicamente hiperproteica, que hace aumentar el gasto metabólico basal gracias a la acción dinámica específica de las proteínas. Paralelamente, se asocia una minifuente de hidratos de carbono y una buena cantidad de fibra, como es la aportada por el melocotón en almíbar, que también puede ser sustituido por pina.

Qué nos aporta.
La parte del pollo que se debe utilizar es la pechuga, por su bajo contenido en grasa (100 gr. proporcionan 100 calorías). Presenta un 22 por ciento de proteínas, un 1,1 por ciento de grasas y un 75 por ciento de agua. No tiene hidratos de carbono. Para su consumo, se puede preparar hervida, asada al horno, a la plancha, macerada en vinagre… El melocotón puede ser fresco o enlatado, siempre que se elimine el almíbar. Aporta los hidratos y la fibra y 69 calorías por cada 100 gr. Tiene 17,6 por ciento de hidratos de carbono, 0,45 por ciento de proteínas, 0,1 por ciento de grasas y 81,5 por ciento de agua. Aporta potasio (necesario en esta dieta), calcio, fósforo, magnesio, hierro y flúor, así como pequeñas cantidades de vitaminas B y C.

En qué consiste.
La característica de esta dieta es que se pierde grasa (conservando la masa muscular), se eliminan los líquidos acumulados y es muy saciante. Hay que cuidar la ingesta diaria de, al menos, dos litros de agua. Son recomendables las tisanas depurativas tipo diente de león, ortiga mayor, romero y boldo, repartidas antes de las tres comidas principales. También resulta efectivo realizar un drenaje linfático en esos días y un peeling corporal.

Para quién: está indicada para personas estresadas, que comen a menudo fuera de casa y no tienen tiempo para organizar su despensa.

Esta es la dieta:
Desayuno: café o té; 1-2 melocotones frescos o 2-4 porciones si se toma en almíbar.
Media mañana: una infusión. Comida: melocotón en la misma cantidad que en el desayuno y dos porciones de pollo (dos filetes).
Media tarde:
una infusión. Cena: melocotón (en la misma cantidad) y dos porciones de pollo.