Es la única bebida alcohólica que disminuye el riesgo.

Cada día se conocen nuevos beneficios que aporta el consumo moderado de vino para la salud. Un grupo de expertos daneses ha descubierto ahora que las personas que toman una media de entre uno a seis vasos de vino diario tienen un riesgo un 34 por ciento menor de sufrir una trombosis cerebral que las que no toman ningún tipo de bebida alcohólica o las que consumen cerveza y otras bebidas con una elevada graduación. Si solamente se toma un vaso de vino al día, el riesgo de trombosis cerebral es un 32 por ciento menor, según pone de manifiesto la investigación danesa, llevada a cabo en el Instituto de Medicina Preventiva de Copenhague y publicada en la revista científica Stroke.

Le interesa:
Algunas sustancias nutritivas del vino podrían prevenir el desarrollo de procesos relacionados con la aterosclerosis.
Tomando sólo una copa ya es beneficioso.

También contra el cáncer.
Asimismo, otro estudio llevado a cabo en Dinamarca, publicado en The British Medical Journal, señala que los bebedores habituales de vino son, entre todos los bebedores de alcohol, los que tienen menos probabilidad de padecer tumores en el tracto digestivo superior, una patología frecuentemente asociada al consumo de alcohol. La razón es la presencia de resveratrol en las uvas y sus derivados