Con las manos en la masa.
Los españoles quieren recuperar la repostería casera.

Ante la “Invasión” de productos de bollería industrial, la repostería casera parece haber pasado a un segundo plano. Pero los españoles quieren recuperar esta artesanal manera de elaborar los postres, según demuestra el estudio La España Dulce, realizado por la empresa Sigma Dos tras consultar a más de mil personas. Así, el 90 por ciento considera más sana, natural y de mayor confianza la repostería hecha en el hogar.

Los principales beneficios que aportan los postres caseros son: el control de los ingredientes, la satisfacción de hacerlos uno mismo, la educación que reciben los hijos en materia de alimentación y la diversión de prepararlos.