Fucus: el alga que nutre y cura. El fucus (Fucus vesiculosa L) es un alga que crece en el norte del océano Atlántico. Su yodo activa la glándula tiroides, es rica en mucílagos (producen saciedad y disminuyen el apetito), reduce la absorción de azúcares y grasas en el intestino, es ligeramente laxante y diurética, es rica en minerales (yodo, zinc, cobre, magnesio, hierro, potasio…) y vitaminas (A, B, C, D, E…). Algunas de sus aplicaciones son: obesidad, celulitis, gota, insuficiencias glandulares, desmineralización… Debe utilizarse durante 3 o 4 semanas para empezar a obtener resultados.