El exceso de café aumentaría el riesgo de sufrir un aborto.

Según un estudio realizado en Dinamarca, el consumo de cafeína antes del embarazo eleva el riesgo de aborto entre un 30% y un 70%, de acuerdo a la cantidad ingerida. El estudio, que abarcó 11.000 mujeres, de entre 20 y 29 años, demostró que el 15% de las mujeres que consumían hasta 3 tazas (no pocilios) diarias de café sufrieron un aborto espontáneo, aumentando a un 19% entre quienes consumían más de 3 tazas por día. Lo que aún no ha sido determinado, es el límite saludable para consumir esta infusión sin poner en peligro el embarazo. Por esta causa, los especialistas recomiendan la moderación.