LAS BONDADES DEl LINO.

¡No nos equivocamos de sección! Si bien el lino es más conocido por su uso para la confección de telas, también resulta un gran aliado a la hora de hablar de salud. ¿Qué se utiliza de él? Las semillas ricas en mucílago y pectina, que contienen sales minerales y lípidos muy importantes, por ser ácidos grasos insaturados.

Todo esto le da propiedades emolientes y laxantes, ya que lubrica el aparato digestivo, contribuyendo a la renovación de la flora intestinal: 30 gramos de semillas de lino hervidas durante cinco minutos en un litro de agua funcionan como un espectacular laxante. Las semillas también se pueden consumir crudas mezcladas en sopas y jugos, o con el yogur.
Una manera natural de mantener nuestro tránsito intestinal sin congestiones.